Legal

Mar 31

PRÉSTAMOS Y PÓLIZAS: DIFERENCIAS Y CONSECUENCIAS

El Contrato de Préstamo, según su definición civil, es aquel por el cual una de las partes entrega a la otra, alguna cosa para que la use por cierto tiempo y se la devuelva. Según la naturaleza de la cosa prestada, se denominará Comodato (para las cosas no fungibles) o propiamente Préstamo (para las cosas fungibles o el dinero).

Tanto en el caso del Comodato (esencialmente gratuito), como en el Préstamo (donde se puede pactar el cobro de intereses), existirá siempre la obligación de devolver la cosa recibida o un tanto de la misma especie y calidad, esto último en el caso de los préstamos. (CC art. 1.740)

La definición expuesta es una noción real que puede sustituirse por una noción consensual (contractual): por la cual se entiende que el Prestatario se obliga a recibir una cosa fungible del Prestamista, para devolverle otro tanto de la misma especie y calidad. Este concepto de préstamo es válido tanto para los préstamos civiles como para los mercantiles.

Para que un préstamo sea mercantil se requiere la doble circunstancia de que: (1) alguno de los contratantes fuere comerciante y (2) que las cosas prestadas sean destinadas a actos de comercio (Cco art. 311). La jurisprudencia admite que los préstamos bancarios tienen la naturaleza de préstamos mercantiles.

Características de los Préstamos

1. Puede ser real o consensual.

2. La consensualidad del contrato condiciona que el préstamo implica obligaciones para las dos partes que intervienen.

3. Es un contrato traslativo de dominio, esto significa que en el acto de la entrega de las cosas dadas en préstamo, esta pasan a ser del que las recibe (prestatario). El prestamista adquiere un derecho de crédito.

A efecto de su clasificación, el Código de Comercio realiza la distinción entre (a) préstamos en dinero, valores o en especie, (b) gratuitos u onerosos (se hayan pactado intereses o no) y (c) garantizados o sin garantía especial.

Contenido esencial del Contrato

La obligación principal del PRESTAMISTA es la entrega, en la forma y momento pactados, de la cosa fungible, al cumplimiento de esta obligación se vinculan las obligaciones del PRESTATARIO.

El PRESTATARIO tiene la Obligación de restitución de la cosa fungible, a la cual se vincula el Derecho de Crédito que tendrá el PRESTAMISTA. La referida obligación de restitución se entiende como de cumplimiento aplazado que vencerá en el momento pactado y en caso contrario a los 30 días de la fecha del requerimiento notarial (para los préstamos indeterminados).

La exigibilidad del cumplimiento de la obligación partirá siempre del vencimiento de la misma. No obstante las partes pueden pactar que ante determinadas circunstancias se adelante el vencimiento (ej. en el caso de impago de intereses).

La obligación del pago de intereses será exigible siempre que se haya pactado entre las partes, aunque en el ámbito mercantil lo normal es la existencia de intereses y como regla general se utiliza el interés legal del dinero. Se reputará como interés toda prestación pactada a favor del acreedor (Cco art. 314 y 315). Los intereses vencidos y no pagados no devengarán intereses, aunque se puede pactar la capitalización de los intereses líquidos y no satisfechos.

En la formalización de los préstamos mercantiles se suele pactar la constitución de una determinada garantía, a favor del Prestamista, para garantizar el cumplimiento de la obligación y cubrirse de posibles eventualidades. 

El préstamo será civil o mercantil en función de que cumpla las características antes comentadas y no en función de si la garantía otorgada es civil o mercantil. No obstante, el préstamo efectuado con garantía de valores mobiliarios admitidos a negociación en un mercado secundario oficial, hecho en Escritura Pública con intervención de notario, se reputara siempre mercantil.

Diferencia del préstamo y la póliza

El contrato de póliza que se ha extrapolado de los ámbitos financieros y bancarios al tracto mercantil, es en esencia muy similar al contrato de préstamo mercantil, sus diferencias fundamentales radican en lo siguiente:

En el Préstamo, el Prestamista entrega una cantidad de dinero de forma directa y en un solo momento al Prestatario, lo que constituye el capital prestado, existiendo la obligación de su reintegro en un plazo establecido, bien de forma íntegra o por pagos fraccionados, para el supuesto del fraccionamiento se establecen las cantidades a abonar.

En la Póliza de crédito, el Prestamista pone a disposición del Prestatario un importe determinado de dinero, cantidad sobre la cual el Prestatario podrá disponer, en una o varias tomas, según sus necesidades. El Prestamista efectuará las entregas en la medida que el Prestatario lo solicite, hasta alcanzar si fuera necesario el importe total de la cantidad pactada como capital.

Existe, igualmente, la obligación de reintegrar todas las cantidades dispuestas, pero se puede pactar la devolución en una o varias entregas, siempre y cuando no se supere el plazo máximo establecido como vencimiento de la póliza.

Tanto en el préstamo mercantil como en la póliza de crédito se cobran intereses al Prestatario, con la base de cálculo, condiciones del devengo, liquidación y formalidades que pacten las partes. El pago de intereses estará sujeto a las retenciones establecidas legalmente.

Eduardo Alonso - Abogado

Abogados_ENLACE_PIE.png

CE Consulting Empresarial no acepta responsabilidad por las pérdidas ocasionadas a las personas naturales o jurídicas que actúen o dejen de actuar como resultado de alguna información de esta publicación/ comunicación, o por errores de contenido.

Ce Consulting Empresarial Arganda te ofrece servicios de:

Asesoría fiscal - Contable - Laboral - Fundaciones - Asociaciones - Abogados

Ayuda y puesta en marcha para nuevos emprendedores a través de nuestro punto PAE y alta a través de CIRCE

Asesoría especializada en Fundaciones y Asociaciones.

 

Damos servicio en las localidades de Arganda del Rey, Alcalá de Henares, Campo Real, Chinchón, Eurovillas, Loeches, Mejorada del Campo, Morata de Tajuña, Rivas, Tielmes, Torres de la Alameda, Valdilecha, Velilla de San Antonio, Villalbilla, Villarejo de Salvanés y Madrid.

 

Visto 1077 veces Modificado por última vez en Miércoles, 01 Abril 2015 06:43
.

Comentar