Autónomos

Autónomos

Autónomos (114)

Actualidad e información para altas de autónomos, legislación y fiscalidad aplicable, Seguridad Social y cotizaciones, Contratación de personal, Obligaciones contables, Financiación, Ayudas y Subvenciones, Bonificaciones, Formación, etc.

Se considera empresario a quienes ejerzan como consecuencia de la puesta al servicio de la actividad de una organización empresarial.

Son varias las circunstancias por las que un autónomo o pequeño empresario está obligado a darse de alta en el Censo de Empresarios. Sin embargo, antes hay que tener en cuenta qué se debe entender por actividad profesional o empresarial. En este sentido, presentan esta consideración las actividades extractivas, de fabricación, comercio y prestación de servicios.

Es obligatorio para recoger todas las operaciones que realice dentro de su negocio.

Los autónomos deben de contar con un Libro Diario, que se trata de un documento en donde se van anotando de manera diaria todas las operaciones relativas a la actividad de la compañía. Existe la posibilidad de apuntar conjuntamente los totales de las distintas transacciones en periodos que no rebasen los tres meses, con la condición de que se recoja en otros libros o registros concordantes su detalle.

Si alguien cree que los cambios fiscales se acabaron el pasado año, se equivoca. Por ejemplo, aunque en el mes de julio se adelantó la rebaja de tipos impositivos prevista para el 2016, esta no fue completa.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-CESGAR) han suscrito un acuerdo para facilitar financiación en unas mejores condiciones a los trabajadores autónomos.

El autónomo puede quedar exento de pagar su cuota a partir de los 65. Siempre y cuando cumpla una serie de condiciones.

La cuantía de las ayudas consistirá en una reducción equivalente al 80% de la cuota por contingencias comunes.

Continuando con nuestro serial dedicado a los cambios fiscales a partir de 2016, en esta ocasión hablaremos de los cambios en el sistema de estimación objetiva, también conocido como módulos, que entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 2016.

Desde el 1 de enero de 2016, la base máxima de cotización será de 3.642 euros mientras que la misma será de 893,10 euros mensuales.

Estos comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, un estado que refleje los cambios en el patrimonio neto del ejercicio y un estado de flujos de efectivo y memoria.

Al autónomo le corresponde una responsabilidad frente a terceros, siendo esta de carácter universal y afectándole a su patrimonio presente y futuro.